Neverwet
Home / Products / Neverwet

Neverwet

En Neverwet hemos desarrollado un super revestimiento hidrófobo para consumo personal o industrial. Repele el agua y los aceites pesados. Los objetos recubiertos con Neverwet simplemente no son tocados por el líquido. Es muy sorprendente de ver y resuelve multitud de problemas.
 
Propiedades:
 
  • Antihumedad
La mayoría de las superficies están diseñadas para funcionar en condiciones secas, los materiales a menudo se estropean cuando les penetra la humedad.
Las superficies de metal se corroen, la madera se degrada, los equipos eléctricos fallan, los embalajes de cartón se reblandecen y no pueden proteger el contenido.
Neverwet soluciona estos problemas con sus revestimientos superhidrofóbicos. Superficies revestidas con Neverwet han salido totalmente secas después de estar sumergidas en agua de mar durante más de un año. Las condiciones superhidrofóbicas se mantienen incluso bajo condiciones de rociado a alta presión.
  • Anticongelante
El hielo es muy bueno para la limonada o para curar un esguince de tobillo, pero también puede crear problemas.
La acumulación de hielo en hogares, por ejemplo, en techos o puertas puede causar daños importantes. En las alas de un avión puede ser fatal, y en torres eléctricas muy peligroso. Neverwet soluciona estos retos ya que las gotas congeladas no tocan la superficie y simplemente caen al lado.
  • Anticorrosión
La corrosión ataca incluso al acero revestido, muchos recubrimientos hacen uso de elementos de "sacrificio" como el zinc, pero sólo consiguen retrasar lo inevitable.
Los revestimientos Neverwet han demostrado una  prevención de la corrosión de 4 a 6 veces mejor que el acero revestido. Nuestros revestimientos han sido probados en ambientes corrosivos extremos (cámara de niebla salina).
  • Autolimpieza
En Neverwet hemos diseñado un recubrimiento que repele el agua sucia y aceites espesos y que permanece limpio y prácticamente libre de suciedad. Nuestras superficies, al ser superhidrofóbicas, se limpian solas apenas reciben una mínima cantidad de agua, arrastrando el polvo, suciedad u otras moléculas.